Entre tantos tipos de placas vitrocerámicas, elegir una sola puede ser todo un reto, y más si no conocemos qué prestaciones nos ofrece cada una ¡Pero basta de preocupaciones!

Estos electrodomésticos han evolucionado muchísimo, convirtiéndose en las alternativas más prácticas a la hora de reformar nuestra cocina y darle un toque más moderno.

Por lo tanto, te ayudaremos a sacarle el máximo partido a tu inversión con nuestros mejores consejos de compra. Prepárate para disfrutar de la opción más versátil, funcional y adaptada a todas tus exigencias ¡Empecemos!

tipos de placas vitroceramica

¿Como funciona una placa Vitrocerámica?

Las placas vitrocerámicas son una opción intermedia entre los modelos de inducción y gas. Además, se trata de una alternativa muy popular hoy en día, por lo que existe una gran multitud de ofertas.

En primer lugar, su material de construcción (la vitrocerámica) se obtiene a partir de una mezcla de mineral de hierro y otros componentes adicionales similares al vidrio. Sin embargo, a diferencia de éste, son más resistentes a temperaturas muy altas.

Su funcionamiento se basa en generar calor a través de resistencias eléctricas que se encuentran situadas bajo el cristal.

Al calentarse dichas resistencias, el cristal también aumentará su temperatura y, al cabo de unos segundos, se calentará el recipiente que coloquemos sobre él.

Cabe mencionar que estas resistencias se calientan de forma progresiva, por lo que tienden a tardar un poco más que las placas de inducción o gas.

Ahora bien, ya conocemos su funcionamiento y principales características, por lo que descubramos cuáles son las ventajas y desventajas de las vitrocerámicas:

VENTAJAS

  • Admiten recipientes de diferentes materiales (barro, hierro, aluminio y más)
  • Son excelentes conservando el calor residual, por lo que al apagarlas podemos terminar de cocinar nuestros platillos
  • Tienen acabados estéticos muy atractivos
  • Son seguras puesto que cuentan con termostatos
  • Muchos modelos integran pilotos que avisan del calor residual en los focos

DESVENTAJAS

  • Su consumo eléctrico es importante, al tratarse de resistencias que demoran más en calentarse
  • Para evitar que se rayen debemos limpiarlas con productos especiales

placa induccion

Diferencias entre Inducción y Vitrocerámica

Antes de profundizar en qué aspecto les distinguen, es importante destacar que ambas son tecnologías diferentes. Es decir, no es correcta la denominación ‘’placa vitrocerámica de inducción’’.

La única forma de tener las características de ambas en el mismo espacio es con las conocidas placas modulares de las que hablaremos más adelante.

Con respecto a cómo se diferencian las placas de vitrocerámica y las de inducción, a continuación, lo explicamos detalladamente:

  • Tiempo de calentamiento: La placa de inducción calentará más rápido que la vitrocerámica, puesto que el campo electromagnético utilizado transmite el calor con mayor velocidad.
  • Consumo eléctrico: Las placas de inducción tienen mayor ventaja en este caso. La razón es que son más eficientes a nivel energético, pues demoran menos en alcanzar la temperatura óptima.
  • Tiempo de enfriamiento: A nivel de seguridad, los modelos de inducción son más convenientes, pues enfrían rápidamente y no corremos el riesgo de quemaduras accidentales.

Sin embargo, el calor residual de las vitrocerámicas puede ser beneficioso para, por ejemplo, terminar de cocinar nuestros platos una vez apagada la cocina. Todo dependerá de cada necesidad.

  • Facilidad de limpieza: En este caso ambas tienen grandes ventajas al tratarse de placas completamente lisas, esto a diferencia de las cocinas de gas convencionales.

No obstante, si necesitamos limpiar la superficie apenas terminamos de utilizarla, la inducción será más práctica pues se enfría más rápido. Por el contrario, con las vitrocerámicas será necesario esperar algo de tiempo.

  • Versatilidad: Si buscamos una opción que nos permita usar nuestros sartenes de aluminio, cacerolas de barro u ollas de hierro de toda la vida, la vitrocerámica es lo más conveniente.

Las placas de inducción, por su parte, solo admiten recipientes especiales fabricados en un tipo de metal que interactúe con el imán. La oferta de estos es cada vez más amplia, así que depende de lo que nos resulte más práctico.

  • Precios: Las placas de inducción son más caras que las vitrocerámicas (en ocasiones hasta el doble del precio), puesto que se trata de una tecnología más moderna.

¿Qué otros tipos de Placas de Cocina Existen?

Conocer qué otras placas de cocina están disponibles en el mercado es elemental para tomar la mejor decisión de compra.

Es por ello que, a continuación, te mostramos todas las opciones para que elijas la que más se adapte a tus necesidades.

Placas de inducción

Aunque las mencionamos anteriormente, llega el momento de profundizar en cómo funcionan estas populares placas de cocina. En primer lugar, es de las más modernas y exclusivas en el sector.

A pesar de que su aspecto sea muy similar al de las vitrocerámicas, los modelos de inducción trabajan mediante la generación de un campo magnético. Éste, al entrar en contacto con un recipiente metálico, hará que se caliente con mayor rapidez.

Cabe mencionar que, aunque nuestra olla o sartén aumente al máximo su temperatura, la placa no generará calor residual. Por otro lado, su eficiencia es superior, así que nos permite ahorrarnos dinero en la factura de la luz.

Descubre a continuación cuáles son sus pros y contras:

VENTAJAS:

  • Tardará poco en calentar
  • Su consumo de energía es bajo
  • Son más seguras, pues el cristal permanece frío, aunque el recipiente esté caliente
  • Limpieza rápida y fácil
  • Muchos modelos son programables

INCONVENIENTES:

  • Su precio
  • Compatible solo con recipientes especiales

placa vitroceramica y gas

VITROCERÁMICA DE GAS

Es de las opciones más convenientes cuando buscamos la mejor placa de cocina a gas. A diferencia de las convencionales, estas combinan el diseño moderno y facilidad de limpieza de la vitrocerámica, con la eficiencia y ahorro del gas.

Utilizan un moderno sistema de cocción que no genera el fuego habitual. Generalmente funcionan con gas natural o butano, pudiendo elegir el que nos resulte más conveniente.

Sus quemadores cerámicos se ubican bajo el vidrio, por lo que la limpieza de la superficie es mucho más rápida y sencilla que las encimeras de gas tradicionales.

VENTAJAS

  • Limpieza rápida y práctica
  • Importante ahorro a nivel energético, pues suelen consumir lo mismo que un cargador de móvil
  • Utilizan menos gas que una cocina tradicional que genera llama
  • Admite ollas y sartenes de cualquier material

INCONVENIENTES

  • La placa puede rayarse con facilidad

placa induccion ovalada

PLACAS MODULARES

Se trata de un tipo de placas de módulos que, generalmente, miden de 36 a 58 cm de ancho. Estas nos permiten combinar zonas de inducción, gas o vitrocerámica en el espacio correspondiente a una placa de cocina completa.

Son la mejor opción si no sabemos por cuál de las alternativas completas decantarnos. Esto debido a que nos permiten equipar nuestra cocina de acuerdo a cualquier exigencia culinaria o preferencias de cocción.

Básicamente es como tener las diferentes tecnologías que existen en el mercado en el espacio correspondiente a un solo electrodoméstico.

Además, suelen tener acabados biselados y sus accesorios de unión ocultos para brindar un aspecto impecable.

Sin embargo, estas ventajas también implican un incremento de precio importante con respecto al resto de opciones.

VENTAJAS

  • Más versátiles
  • Se mantiene la facilidad de limpieza
  • Diseños modernos y acabados impecables
  • Equipamiento personalizado

INCONVENIENTES

  • Precio

VITROCERÁMICAS DE PLACAS RADIANTES

En estos modelos, el calor es generado por unas resistencias metálicas que tienen forma de espiral. A pesar de que son las vitrocerámicas más baratas, también son las menos efectivas pues tardan más en alcanzar una temperatura óptima

PLACAS HI-LIGHT

A diferencia de la anterior opción las vitrocerámicas tipo Hi-light funcionan a través de resistencias onduladas. La ventaja de éstas es que son más rápidas para calentarse a diferencia de las radiantes.

Por lo tanto, además de ser más prácticas y funcionales, también consumen menos de electricidad (aunque sea en menor medida).

PLACAS HALÓGENAS

Su mecanismo para la generación de calor es a través de focos halógenos, por lo que consumen más energía que las anteriores. Esto debido a que requieren de mayor potencia en comparación con el sistema de resistencias.

Por lo general, en las vitrocerámicas que encontramos en el mercado actualmente se combinan los focos halógenos con resistencias Hi-light o radiantes.

Ahora que ya conoces cuáles son los tipos de vitrocerámicas que puedes encontrar en el mercado y cómo se diferencian ¿Te has decidido ya?

Recuerda que, si aún tienes alguna duda, puedes dejárnosla en los comentarios o ponerte en contacto directamente con ProJect Planner Coruña. Te asesoraremos de forma personalizada y sin ningún compromiso en la reforma de tu cocina en coruña